Archivo de la etiqueta: sexto piso

La marrana negra de la música rosa

Recientemente el grupo de indie-rock Metric –por alguna razón muy expuesto en este blog– publicó el video oficial de Lost Kitten. La banda canadiense decidió grabar el video de esta canción en México. En éste se observan las calles del centro histórico, los parabuses verdes de las avenidas concurridas, tianguis pintados con su típico color rosa anaranjado y finalmente el canal de Xochimilco. La cotidianidad del país en una expresión muy pocas veces seleccionada.

Algo que llamó mi atención inmediatamente fue naturalmente el gran contraste que sale a relucir. Algo que he notado –al menos en la experiencia que he tenido– es que el tema de las “vestidas” es algo muy delicado en la sociedad del país. Que no se hable sobre hombres que se visten como mujeres o que utilizan accesorios únicos de de ellas porque el ambiente se transforma. Y de repente llega este grupo de música y graba a un hombre moreno y alto en tacones caminando por el centro y ¡transeúntes tomando un roll activo en la grabación!

Las costumbres o estilos de vida que enfrentan la forma de vida ortodoxa no siempre son recibidos con brazos abiertos. Desde nuestro lenguaje observamos una inclinación hacia la marginación de los mariconeshacia la exclusión  de los putos. Y sin embargo, durante la filmación de la grabación se dice no hubo ningún inconveniente. En el video los espectadores fueron promotores de la ambientación del video: quien personificaba al alto hombre en tacones era llamado El Guapo mientras recorría las calles del Distrito Federal. Él también adopta una postura de orgullo e importante destacar que jamás baja la mirada –según yo muy certero a la realidad–.

La escena del video, podría decir yo, fue sacada de un cuento inédito de Carlos Velázquez. Este autor norteño tiene el sello distintivo de escribir desde afuera, desde los llamados grupos vulnerables. 

[tweet https://twitter.com/Charfornication/status/407780864710287360]

En su libro de cuentos La Marrana Negra de la Literatura Rosa nos enseña pasajes llenos de una cotidianidad que parece irreal. Prostitutas bisexuales, trata de personas, hombres que odian a su esposa y se visten como bebes mientras finge un amigo amamantarlo y , por su puesto, cerdas con un nivel erótico extremo. Micro-realidades que aunque ninguno haya vivido tal vez en carne y hueso son totalmente concebibles en nuestra sociedad.

En el video de Metric podemos observar que sobre la historia principal que trata Este autor maneja una estructura muy rica en el sentido de que es un reto para los Sobre la búsqueda del joven por su madre se escabullen en ocasiones diálogos con Lectores y que no solamente se cuenta con una temporalidad lineal. Muchas veces Transeúntes o comerciantes. También hay veces en las que sobresale la voz Del los pensamientos de los personajes toman la escena abruptamente, interrumpiendo Hombre sobre la de la canción e incluso hacen un unísono. Es ahí cuando los niveles A otra voz narrativa como si no importase que ahí estuviesen. Tres personajes hablan al Líricos se cruzan.
Mismo tiempo y ningún signo de puntuación nos lo marca.

tapafinallamarrananegra_grande

¿Quién sabe? Lo cotidiano suena raro en nuestros tiempos. Tacones. Tal vez México no es lo que se cree. Lúgubre Muchas veces recibimos sorpresas. Panorama. El presentimiento me agrada. Caballo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Libros, Música, Opinión