Archivo mensual: abril 2013

God is dead? – Black Sabbath

Entre las curiosidades que uno puede encontrar en interntet surge este sencillo de Black Sabbath. Suena cómico pensar que tienen nuevo material pues es prácticamente la banda que originó el metal. Sin más que decir u opinar, dejo esto para su deleite y quedo con las palabras de un artículo con más información respecto al tema:

Black Sabbath is officially back!

http://www.metalhammer.co.uk/news/black-sabbath-releas/

Anuncios

Deja un comentario

27/04/2013 · 22:59

¡Qué bonito!

image

Deja un comentario

23/04/2013 · 07:37

Del optimismo o la buena voluntad

En el centro de Coyoacan en el ala derecha de la Iglesia. Un organillero (ERICK) trabaja. Su cilindro es sostenido sólo per él y no tiene acompañante. Sobre el organillo se encuentre el sombrero de su uniforme en el cual la gente deposita su cooperación a quienes ejercen el oficio de ERICK. A ERICK se le pide ser entrevistado por ENTREVISTADOR y STAFF para un proyecto escolar. En el lugar no hay nadie a menos de 3m de ellos. ERICK acepta e inicia a ser grabada la entrevista:

ENTREVISTADOR.– ¿Cuál es tu nombre?

ERICK.– Erick

ENTREVISTADOR.– ¿Cuántos años tienes

ERICK.– Treinta

ENTREVISTADOR.–¿Es organillero… o tiene alguna otra actividad económica?

ERICK.–No. Soy organillero.

ENTREVISTADOR.– ¿Usted, de dónde es originario?

ERICK.– Del Distrito Federal

ENTREVISTADOR.– ¿De qué delegación?

ERICK.–Iztapalapa

ENTREVISTADOR.–(Asintiendo) Iztapalapa (Pausa) ¿Y por qué se dedica a esta actividad?

ERICK.– Bueno, pues hace mucho tiempo yo empecé a los trece años, a trabajar en esto. Fue el primer trabajo que encontré y me gustó.

ENTREVISTADOR.– ¿Y cómo lo localizó, o sea, cómo empezó?

ERICK.– Por mi hermana que era secretaria del dueño de los aparatos.

Embajador de Alemania en México

Embajador de Alemania en México

ENTREVISTADOR.–Ok. Y ahora sobre una visión general de México. ¿Usted –a rasgos generales– qué piensa de México? (Explicándose) A rasgos generales; de México ¿qué piensa?

ERICK.–(A sí mismo) ¿A rasgos generales? (Al ENTREVISTADOR) Pues no. Pues yo pienso que está muy bien en la forma de las personas. Pero en la forma política se encuentra un poco mal.

Ambos ríen

ENTREVISTADOR.–¿Y qué es lo que más te gusta del país?

ERICK.–Que somos libres los mexicanos.

ENTREVISTADOR.– ¿Usted considera que somos libres?

ERICK.–Los mexicanos sí

ENTREVISTADOR.– ¿Y quien no?

ERICK.–Los mexicanos somos libres aquí en el distrito federal. Lo que es en la parte de México. Yo siento que allá afuera ya no.

ENTREVISTADOR.– (Afirmando la aseveración) Allá en provincia es diferente

ERICK.– Allá es diferente

ENTREVISTADOR.– ¿Sólo ha vivido aquí?

ERICK.–No, en el estado también

ENTREVISTADOR.–¿También?

ERICK.– Sí

ENTREVISTADOR.– ¿Y cambia mucho eso?

ERICK.– Sí. Cambia mucho

ENTREVISTADOR.– ¿En la gente?

ERICK.–(Asintiendo) La gente. La gente es muy diferente. (Sonriendo) Como que cada quien agarra una cultura diferente (ENTREVISTADOR ríe con ERICK) Sí, en serio

ENTREVISTADOR.– ¿Oye, y qué es lo que menos te gusta?

ERICK.– ¿Lo que menos me gusta? (Pausa) Hmmm

ENTREVISTADOR.– Mencionaba la política hace rato.

ERICK.– Pues lo que menos me gusta es que sean groseros. La gente que sea grosera.

ENTREVISTADOR.– (Antes de que ERICK termine de contestar) Como el vocabulario o la…

ERICK.– (Empalmando la respuesta pregunta) Como la actitud más que nada. Por que el vocabulario ahora sí que es, es infinidad ¿ no? Pero las personas. Que tengan una mala… un mal día. O sea que amanezcan de malas; que todo el tiempo anden enojados. Eso es lo que más me molestaría.

ENTREVISTADOR.– ¿Y entonces tu país te gusta tal y como está?

ERICK.– (Seguro de su respuesta) Tal y como está. Sí

ENTREVISTADOR.– (Sin terminar la pregunta) ¿Sin cambios…?

ERICK.–No, al contrario. Yo siento que no debería haber cambios, debería de haber (Pausa para pensar) restaurar todo lo que está.

ENTREVISTADOR.– Ok. Y bueno ¿Para ti qué es ser mexicano?

ERICK.– (Para sí mismo) ¿Para mí qué es ser mexicano? (Para ENTREVISTADOR) No sé. No me lo había preguntado hasta ahorita. ¿Para mí qué es ser mexicano? No, no sé. La verdad no.

ENTREVISTADOR.– (Sin completar una oración) ¿La comida…?

ERICK.–Pues a lo mejor y mi cilindro, ¿no? Porque ya es pare de México el cilindro. Eso es ser mexicano.

ENTREVISTADOR.– ¿Te sabes un poco de la historia del cilindro?

ERICK.– ¡Claro! ¡Claro que sí!

ENTREVISTADOR.– ¿Me ayudas?

ERICK.– ¡Cómo no! En el siglo XV se inventaron los cilindros en Alemania. La familia Warner los hizo y después en 1809 –para ser exacto– vino aquí a poner su industria en Guadalajara, Puebla y el Distrito Federal. Y ya eso (Limpia su garganta) se lo adjudicaron los españoles y Villa rescato a los…

ENTREVISTADOR.– (Interrumpiendo) Oye me llegó un rumor de que el uniforme que tu traes…

ERICK.– (Adivinando la pregunta de ENTREVISTADOR) Somos los DORADOS DE VILLA. Representantes al señor Francisco Villa

ENTREVISTADOR.– Entonces eso sí te ayuda a representarte como mexicano. O sea tienes una historia, un trasfondo.

ERICK.– (Sin que ENTREVISTADOR termine) ¡Claro! Bueno me identifico. Falta que la gente…

ENTREVISTADOR.– (Infiriendo la respuesta de Erick) Lo conozca más.

ERICK.– Lo conozca más. Y se involucre un poco más en esto porque no sabían tampoco, bueno la gente no sabe por qué estamos de baige.

ENTREVISTADOR.– Ah, bueno. ¿Oye y puedes ayudarme dando un ejemplo, un símbolo, una palabra, alguna actitud que identifique en general a los mexicanos?

ERICK.– Pues “Qué chido”

ENTREVISTADOR.– ¿ “Qué chido”?

ERICK.– Pues sí (Ríe) Es una palabra común. La dicen ¡Todos!

ENTREVISTADOR.– (Dubitativo) Sí? ¿Incluso también los del Estado?

ERICK.– (Lapidariamente) Incluso los del Estado. Ricos y pobres.

ENTREVISTADOR.– ¿No sólo aquí en el D.F?

ERICK.– No, no, no. Todos la usan. Qué chido. (Ríe ENTREVISTADOR) Sí, en serio.

ENTREVISTADOR.– Bueno y algo más como de perspectiva política. Y creo que voy a repetir la pregunta: ¿Tú en serio crees que México es libre después de 200 años de Independencia?

ERICK.– Ya enfocándose a eso, enfocándose a la pregunta que me hiciste: No, no somos libres. Nosotros somos libes así (Dudando) podríase decir pero realmente no, como que no respetan la ley. Los mismos del alto mando. Como que nos hacen menos a los mexicanos, más que a los extranjeros. Como que siento que uno se anda paseando como Juan por su casa y luego (Ríe ENTREVISTADOR) Te digo porque yo luego, los indígenas andan vendiendo sus cositas y los corren y hay otras personas que vienen del extranjero ¡y no les dicen nada! Entonces ya no sé si somos libres nosotros, o son libres ellos. O sea ya enfocándose más en la palabra.

ENTREVISTADOR.– Y bueno, igual una pregunta como histórica. ¿Hay algún momento, o evento que te haya gustado que digas: “Por ese momento histórico, ¡Me gusta ser mexicano!”?

ERICK.– Para sí mismo) “Por ese momento histórico …”Sí (Para ENTREVISTADOR) Sí, sí cómo no. El levantamiento de guerra que se hizo.

ENTREVISTADOR.– (Con voz de duda) ¿El de la Independencia?¿La revolución?

ERICK.– Ajá. El día de la Independencia siento que no hace sentir más mexicanos. (Con una sonrisa en la boca) ¡No! Para que me entiendas, me siento bien esos días.

ENTREVISTADOR.– ¿Entonces tú me podrías decir que estás orgulloso de ser mexicano?

Retrato de un joven músico con su instrumento

Retrato de un joven músico con su instrumento

ERICK.– (Seguro) Sí, señor. ¡Cómo no! Orgulloso, orgullosamente mexicano.

ENTREVISTADOR.– Ok. ¿Por qué?

ERICK.– Porque me gusta estár en este México. Siento que aquí las personas somos más cálidas. Somos más transparentes pero luego nos dejamos llevar por otras personas. (Pausa y ahora con tono menos alegre) Por otras gentes, vaya.

ENTREVISTADOR.– Y ahora, ¿qué piensas de tú país, o qué esperas de él en un futuro?

ERICK.– Pues que ya no haya tanta violencia en primer lugar. Ése es en primer lugar, y en segundo, que la gente se ponga a pensar un poquito más en sí mimo; no en los demás sino en sí mismo –como mexicano–.

ENTREVISTADOR.– ¿O sea, tú piensas que el mexicano piensa más en el otro que en sí?

ERICK.– Ajá, en el de a lado. En el “qué tiene él que no tenga yo”.

ENTREVISTADOR.–¡Ah! Entonces no es algo como “en qué lo puedo ayudar”, sino es algo un poquito más egoísta.

ERICK.–No, no, no. Sí, es un poquito más. Como que la gente se ha visto un poquito más egoísta.

ENTREVISTADOR.– ¿Entonces tú esperarías que todos cambiaran esa actitud?

ERICK.– Sí, que se tranquilizaran un poquito más

ENTREVISTADOR.– Que van más como que “qué tengo yo que (Empieza a balbucear)

ERICK.– Como que “qué tengo yo, para poder ayudar”. Mejor dicho, ¿no?. Porque siempre vemos “ay, aquel que ya se compró un carro” pero nunca vemos “Cómo me lo puedo comprar yo” (Pausa y ríen) O sea, por qué no le hecho ganas y me lo compro.

ENTREVISTADOR.– Ahora si tú pudieras cambiar algo del país –o sea me dijiste que no cambiarías nada– pero si tú pudieras cambiar algo – a parte de la violencia que creo ya es general (ERICK afirma)– ¿qué cambiarías?

ERICK.– (Para sí) ¿Qué cambiaría? (Para ENTREVISTADOR) Cambiaría un poco la ley hacia –como te vuelvo a repetir– hacia la gente del extranjero.

ENTREVISTADOR.– ¿Y tú crees que sólo con la ley se pueda?

ERICK.– Yo creo que fomentando la comunicación hacia la misma gente. Que se sepa que entre nosotros mismo no debemos atacarnos, sino al contrario apoyarnos.

ENTREVISTADOR.– Y ahora, cuando te levantas por la mañana ¿Tú qué haces para cambiar al país?

ERICK.–No, no, no. Yo en primera, en la mañana me levanto y doy gracias a Dios y ya sobre una oración espero que sirva.

ENTREVISTADOR.– ¿Pero como una actitud? Decías que no te gustaba el mal humor de las personas.

ERICK.– No pues, pido por los demás. En primera pido por los demás porque para mí el pensar por los demás, avientas una buena vibra para los demás y si estás en una mala actitud, todo el santo día vas a estar con esa mala actitud. O sea, yo siento que si aviento mi oración hacia Dios y ellos la transmiten, siento que todo mi alrededor está bien. ¡Aunque esté mal! pero yo me siento bien, perfecto.

ENTREVISTADOR.– Ya hablamos del fututo del país ahora un poquito de tu futuro individual. (ERICK repite la última palabra) ¿Cómo lo ves ? ¿Qué esperas de él? Digo, como mexicano.

ERICK.– Bueno en primera, como mexicano espero acabar unos proyectos de esto mismo del cilindro para poder ayudar a los demás. Ése sería mi cambio hacia el país también.

ENTREVISTADOR.–Bueno ok. Te agradezco por tu tiempo. Muchas gracias.

ERICK.–Órale, pues.

ENTREVISTADOR BUSCA EN SUS BOLSAS

STAFF.– ¿ERICK, verdad?

ERICK.– Erick González Acosta, para servirle

ENTREVISTADOR.– (Sonriendo) Muchas gracias

ERICK.– No, Gracia a ti.

ENTREVISTADOR.– (Deja una cooperación en el sombrero) Aquí te dejo.

ERICK.– Te agradezco.

ENTREVISTADOR.– No, ¡A ti! Hasta luego

ENTREVISTADOR y STAFF se alejan de la escena hablando en un tono fuerte. ERICK comienza de nuevo sus actividades ordinarias. ENTREVISTADOR y STAFF continúan hablando y en el fondo, a lo lejos, mezclado ya con el sonido del instrumento musical se oye a ERICK gritar “Qué calor” dos veces.

Deja un comentario

Archivado bajo Actividades, Ideas propias

Esperanza en función del tiempo como un polinomio de tercer grado

La Jornada: Con los maestros

http://www.jornada.unam.mx/2013/04/15/opinion/023a2pol

México necesita a sus normalistas educando y formando niños en su país, no lavando platos o cuidando los jardines de los estadunidenses más privilegiados

John Ackerman

Qué tan diferente sería el servicio en las cafeterías y restaurantes en el país si el mesero se dedicase a eso por elección y no por necesidad. Sin embargo, químicos e ingenieros terminan de taxistas. Ahora bien, muchos otros mexicanos -no es secreto- finalmente deciden radicar en los States ya que ahí, siendo personal de limpieza logran vivir dignamente. Cosa literalmente -y sí, con el verdadero significado de la palabra y no con su mal uso- imposible en este lado del río.

Y por qué no, pinches huevones de los campesinos que se quejan o de los maestros que se manifiestan en la carretera. Yo, vivo bien en mi burbujita y los demás que se chinguen, es su pinche culpa por no ayudar a la economía del país. Por comprar copias piratas y no pagar el cine, ¡Ni que fuera tan caro¡. Pero ¿Y si mejor sí le entro? (Asumo que para estas alturas ya se leyó el link posteado), digo: están en términos prácticos igual que yo.

Eventualmente no podré con mis gastos y deudas y mi trabajo podrá finalizar si atrás de mí alguien cobra menos que yo. Cuenta la leyenda que hace casi un siglo los rusos se dieron cuenta de eso y las cosas mejoraron por un tiempo. Filósofos, activistas, ingenieros, químicos y físicos han apoyado a las causas buenas que nunca fueron difundidas de tal forma, como ahorita con los maestros y quién sabe qué otros movimientos. Es cierto que para Rusia no acabó del todo bien la historia mas creo vale la pena intentarlo.

El pueblo sólo tiene tres caminos para librarse de su triste suerte: los dos primeros son los de la taberna y la iglesia; el tercero es el de la revolución social.

Mijaíl Bakunin

Foucault, Alfonso García, Tesla, Solvay y Einstein, por el simple placer de ejemplificar lo antes dicho, se solidarizaron con los movimientos de sus respectivas épocas, haya sido tomando calles, cerrando plantas nucleares, educando, inventando o aportando recursos. Y si bien no todos son recordados, todos ayudaron a regresar la fe en la humanidad a quienes ya la habían perdido. Y si existen tantos pseudo-fanáticos que buscan fama solamente, por qué no imitan también la forma de vida. No hablo de los verdaderos estudiosos de las vidas de los antes mencionados pues estoy seguro que estos sí buscan crear lo que sus estrellas no pudieron: un lugar más amigable al hombre…

Deja un comentario

Archivado bajo Enlaces a compartir, Opinión